Sigue vigente el exilio en AL y refleja fragilidad democrática

Sostiene en <?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la UV filósofo español<?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

 

 

          El desarraigo que implica dejar la tierra obligado por las circunstancias, hace evidente que el fenómeno no sólo es antropológico: Sánchez Cuervo

 

Xalapa, Ver., 10 Feb-07 (VRed/Edith Escalón

) .- Tanto el exilio político como el económico, representado ahora por la migración masiva, están y seguirán vigentes en América Latina porque reflejan la precariedad política, la fragilidad democrática y la enorme injusticia que sufren los pueblos, aseguró en la Universidad Veracruzana (UV) el filósofo e historiador español Carlos Sánchez Cuervo.

 

“Son las políticas y acciones de gobierno las que llevan al exilio a los pueblos, porque el desarraigo que implica dejar la tierra no por voluntad propia, sino obligado por las circunstancias, hace evidente que el fenómeno no sólo es antropológico”, aseguró durante la conferencia que ofreció en el Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIHS) de la UV.

 

El académico español, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, aseguró que “la migración es un derecho humano que a menudo se supedita a los intereses de las naciones, y que implica en quien la padece, además de una respuesta a políticas autoritarias, una carga negativa difícil de superar”.

 

No obstante, reconoció que los exilios también han sido útiles para pensar críticamente en numerosas cuestiones sociológicas, entre ellas el multiculturalismo, el interculturalismo, el diálogo entre culturas, la necesidad de la tolerancia, de la diversidad, de buscar el reconocimiento y aceptación de la diferencia tan escasamente realizadas hasta ahora.

 

            Además, aceptó que es la magnitud del fenómeno la que ha permitido también pensar en políticas y en el derecho que podría sentar las bases para las políticas sociales y económicas que abran cauces para promover el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

 

            Para ejemplificar el significado de este fenómeno en el siglo XXI, habló de María Zambrano, pensadora española que fue exiliada en 1939 por su fidelidad a la república española, y que vivió en México, Cuba, Puerto Rico, Italia, Suiza y Francia

 

            “Ella es una pensadora emblemática que ha analizado con profundidad las implicaciones políticas y económicas del exilio político, y que dio una nueva perspectiva a esta condición, resaltando la razón y el desapego del humanismo occidental”.

 

            Luego de recordar que, a finales de la década de los 30, las condiciones sociales, políticas y económicas de México lo hacían uno de los principales países receptores de exiliados españoles, lamentó que la condición actual sea “sangrante”: “México, por desgracia, ya no es como era hace 60 años”.

 

            Por otra parte, explicó que el exilio es una constante histórica desde que el hombre existe, un fenómeno antropológico que en el mundo iberoamericano tiene significación muy amplia, tanto en la península en España como en América Latina.

 

            Para el filósofo español, los exilios políticos y económicos continuarán, pues “tal y como son las condiciones actuales de vida y de la humanidad en la era global, se ha convertido en un fenómeno imparable e irreversible”.

 

            Sánchez Cuervo es doctor en Filosofía. En los últimos años se ha dedicado a analizar fenómenos del pensamiento iberoamericano, con especial atención a los exilios. Además realiza investigaciones de la relación polémica entre historia y memoria, y forma parte de un grupo de investigación en filosofía política de las culturas.

Categorías: