Números rojos.- Por Brenda Caballero: El Inicio

Sin bullicio, sin tráfico, con unas cuantas personas en la calle iniciamos el 2019 ¡Cuánta tranquilidad se siente! Mi celular está lleno de mensajes de año nuevo que voy contestando poco a poco. Las bendiciones al por mayor y los buenos deseos abundan en el móvil. Los pensamientos, videos, gifs y hasta memes no se hacen esperar. Incluso hasta el abrazo de año nuevo de Andrés Manuel López Obrador llega a mi teléfono.

La tranquilidad termina al ver las redes sociales. Y no precisamente Facebook que hasta me muestra qué cenaron mis amigos y hasta en dónde estuvieron celebrando, sino Twitter.

¡Qué manera de torturarme! Pienso, ¿No puedo seguir disfrutando esta tranquilidad tan necesaria y ya mañana hablar y escribir de política? Medito un poco, vuelvo a abrir Twitter. ¡No Puedo! ¡Maldito vicio! Y más cuando es trending topic el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el mismo que a mis 15 años me llenaba de incertidumbre y hasta de miedo, pues en aquellos tiempos se hablaba de que podría haber hasta de un levantamiento armado en el país, pero que con el transcurso de los años esa idea fue quedando en el olvido.

Entonces ¿Por qué regresar este primero de Enero de 2019? ¿Acaso necesita posicionarse mediáticamente o en verdad tiene la idea de ser un contrapeso al Gobierno de López Obrador?

Recordemos que fue un 2 de Enero de 1994 cuando el EZLN apareció por primera vez en el escenario nacional con una sublevación en Chiapas en defensa de los indígenas. Hoy, 25 años después, se pronuncia contra la construcción del tren maya y la integración de la Guardia Nacional, proyectos de la Cuarta Transformación del país, además de que hacen un desafío público al Presidente.

Es interesante pensar dónde estaban el comandante Moisés, y el subcomandante Marcos en los sexenios anteriores, cuando los indígenas estuvieron marginados y relegados; y ahora los líderes del EZLN vienen a pronunciarse a favor de los pueblos indígenas y la no destrucción de la Sierra Lacandona por el Tren Maya.

Definitivamente el resurgimiento del EZLN tiene un interés, que hasta se convirtió en tendencia nacional: “Enfrentaremos a AMLO”. Ahora, falta ver a quién obedece, pues la historia nos dice que a los pueblos indígenas no. Pareciera más un contra mensaje para AMLO quien en su mensaje de año nuevo dijo: “Vamos a conseguir la paz”.

Independientemente del mensaje del EZLN, pareciera otro “mensaje” el asesinato de Alejandro Aparicio Santiago, Presidente Municipal de Tlaxiaco, tierra de la protagonista de la película Roma, Yalitza Aparicio. Alejandro acababa de tomar protesta noventa minutos antes, cuando fue baleado con otros miembros de su cabildo. Repito que pareciera “mensaje” (ojalá y esté equivocada) el atentado al alcalde por ser del partido de Morena, pues recordemos que anteriormente ya había sido Presidente Municipal.

Recordemos también que un día antes de finalizar el 2018, mataron a la regidora por Morena en Mazatepec, Morelos, María Ascención Torres.

Sería muy irresponsable de mi parte afirmar que los asesinatos son mensajes, sin embargo creo que ante los problemas de inseguridad en el país, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, así como algunos representantes populares de su partido, deberían tomarse muy en serio el asunto de su seguridad, pues definitivamente estas noticias generan intranquilidad y desequilibrio en el país.

Me asomo a la ventana y se ve tan tranquilo, se respira paz y armonía, un escenario tan diferente al asomarse a lo que acontece diariamente en el país.

Aunque sucedan cosas, deseo fervientemente lo mejor para todos ustedes en este 2019.

@NumerosRojos_BC

caballero_brenda@hotmail.com

Categorías: