La Casa Blanca reaviva polémica: increpa a periodista por su 'etnia'

Reportero: 
Redacción

Ciudad de México, 18 Jul-19 (Agencia).- Kellyanne Conway, una asesora directa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y quien fue su jefa de campaña en la elección de 2016, increpó a un periodista con la pregunta sobre “su origen étnico” y reavivó la polémica racista de la Casa Blanca.

La pregunta surgió durante una reunión informal de prensa el martes, en Washington DC, cuando el reportero Andrew Feinberg le preguntó a Conway sobre los tuits del presidente acerca de las congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib, Ayanna Pressley e Ilhan Omar. Feinberg se preguntó a qué países se refería Trump cuando sugirió que los políticos estadounidenses deberían regresar a sus países de origen.

Ante ello, la asesora senior de la Casa Blanca respondió: “¿Cuál es su origen étnico?”

Después de una breve pausa, Feinberg preguntó por qué eso era relevante para su pregunta.

A partir de ahí, el intercambio fue tenso. Conway agregó: “Muchos de nosotros estamos enfermos y cansados de que Estados Unidos esté en el último lugar para algunas personas que juraron su cargo”.

“¿Señala que el presidente le decía a los estadounidenses de origen palestino que regresen a los territorios ocupados?”, continuó el periodista en referencia a las declaraciones de Trump sobre la representante demócrata Rashida Tlaib, de Michigan, una palestina-estadounidense nacida en Michigan.

Las otras tres son los representantes demócratas Ilhan Omar de Minnesota; Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York, y Ayanna Pressley, de Massachusetts.

Omar es una refugiada somalí que se mudó a la Unión Americana cuando tenía 12 años y es una ciudadana naturalizada; Ocasio-Cortez, de origen latinoamericano, nació en Nueva York, y Pressley, que es afroamericana, nació en Cincinnati.

Conway, quien dijo tiene ascendencia italiana e irlandesa, tuiteó más tarde que señaló que “todos somos de otro lugar ‘originalmente’”.

Feinberg, reportero que trabaja para la publicación de tecnología Breakfast Media, también en Twitter, expresó que “después de una década como periodista en Washington D.C., trabajando para una variedad de lugares y cubriendo diferentes tipos de acontecimientos, pensé que lo había visto todo. Al parecer, estaba equivocado”.

Cabe recordar que el gobierno de Trump defendió a Conway, citada a declarar ante la Cámara de Representantes por la presunta violación de una ley que restringe la actividad política a los funcionarios públicos.

Conway supuestamente infringió esa legislación al “denigrar a candidatos presidenciales demócratas en entrevistas de televisión y en redes sociales, en las que hablaba en desempeño de su cargo oficial”, como funcionaria gubernamental.

Pero además, la asesora se había distanciado de su esposo, George Conway, un prestigioso abogado de Nueva York, que publicó una columna en The Washington Post titulada: “Trump es un presidente racista”.

Categorías: