'Hackers' chinos logran que un Tesla conduzca por el carril contrario con un simple truco

Reportero: 
Redacción

**Los investigadores de Keen Security Lab hicieron que el coche cambiara de carril sin entrar siquiera en su sistema operativo.

Rusia, 2 Abr-19 (Agencia).- Un equipo de informáticos de la respetada empresa china de seguridad cibernética Keen Security Lab ha logrado engañar el sistema de piloto automático de un Tesla Model S, obligando al coche a cambiar de carril y conducir en sentido contrario al del tráfico.

El piloto automático de Tesla reconoce los carriles mediante la identificación de las marcas de tránsito. Durante una "investigación de seguridad experimental" en un Tesla Model S desarrollada en circuito cerrado, los investigadores descubrieron que se podía engañar al auto colocando únicamente tres pequeñas pegatinas sobre la carretera, lo que envió al coche al carril equivocado.

"Demostramos que, al colocar calcomanías de interferencia en la carretera, el sistema de piloto automático captará esta información y emitirá un juicio anormal, lo que hace que el vehículo ingrese en el carril inverso", explicó el laboratorio al publicar sus hallazgos.

La firma de seguridad criticó la facilidad con que se puede engañar el piloto automático de Tesla. "Este tipo de ataque es fácil de implementar y los materiales son fáciles de obtener", indicó la empresa, que también logró activar los limpiaparabrisas automáticos y controlar el sistema de dirección de un Model S con un control inalámbrico.

Musk: "Un trabajo sólido, como siempre"

Un portavoz de Tesla indicó a RT que la investigación "no es una preocupación realista" y que el conductor puede apagar fácilmente el sistema de piloto automático para evitar un accidente que pudieran provocar calcomanías colocadas maliciosamente.

Sin embargo, el director general de Tesla, Elon Musk, ha elogiado al laboratorio por su trabajo, calificándolo de "sólido, como siempre", según señaló en su cuenta de Twitter.

No es la primera vez que Keen Security Lab expone problemas potenciales en la seguridad de los sistemas digitales de Tesla. En 2016, los piratas informáticos descubrieron una forma de controlar de forma remota los frenos de un coche.

Categorías: