El gobernador de Puerto Rico insiste en que no renunciará a pesar de las protestas multitudinarias

Reportero: 
Redacción

San Juan, Pto. Rico; 18 Jul-19 (Agencia).- Mientras enfrenta una intensa presión para que renuncie, el gobernador Ricardo Rosselló se dirigió a los habitantes de Puerto Rico el 16 de julio, la mañana posterior a las protestas multitudinarias que sacudieron las calles de la capital, San Juan, y se negó a renunciar a su cargo a pesar de lo que él reconoció como un amplio descontento popular.

“Entiendo perfectamente que era un mensaje en contra de mi persona”, dijo en una prolongada conferencia de prensa en la mansión del gobernador. Sin embargo, agregó: “Yo voy a continuar en mi trabajo y mi responsabilidad con el pueblo de Puerto Rico”.

Legisladores del gobernante Partido Nuevo Progresista de Rosselló habían dicho que estaban dispuestos a darle tiempo de reflexionar en medio de una crisis política que ha rebasado a su gobierno. Rosselló dio señales el 16 de julio de que había decidido permanecer en el puesto, aunque no dijo si contendería por la reelección en 2020 como estaba planeado.

La actual convulsión política en la isla, incluidos los arrestos por corrupción federal de la semana pasada, causó que la Casa Blanca argumentara el 16 de julio que el presidente estadounidense, Donald Trump, había estado en lo correcto al calificar la administración de Rosselló como incompetente. Puerto Rico busca miles de millones de dólares en fondos federales para la recuperación del huracán María.

“Los desafortunados acontecimientos de la semana pasada en Puerto Rico prueban que las preocupaciones del presidente sobre malos manejos, politización y corrupción han sido válidas”, dijo en una declaración Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca. “Seguimos comprometidos con la recuperación de Puerto Rico y firmes respecto a proteger a los contribuyentes y a los sobrevivientes de Puerto Rico de la corrupción política y el abuso financiero”.

Categorías: