Descartan riesgo de tsunami en Filipinas por sismo en Taiwán

Tokio, Japón, 26 Dic-06 (Agencias) .- El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (PHIVOLCS) rechazó hoy los reportes del avance de un posible tsunami a Filipinas, luego de dos sismos de 7.2 y 6.2 grados Richter, que azotaron esta noche el suroeste de Taiwán.

Renato Solidum, director de PHIVOLCS, afirmó de manera tajante que no hay el más mínimo riesgo de que un tsunami de más de un metro de altura vaya a golpear las isla Basco, en la Batanes, como se informó en internet, según la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

El servicio metereológico de Japón advirtió sobre la formación de un tsunami "bastante destructivo", que podría impactar la localidad filipina de Basco en las próximas horas, luego de un terremoto de 7.2 grados Richter que azotó Taiwán.

Solidum dijo que el Centro de Monitoreo de Tsunamis del Pacífico en Hawaii no ha lanzado ninguna advertencia de un posible maremoto, aunque aconsejó a residentes en áreas bajas de Basco trasladarse a lugares más seguros como precaución.

El titular del sismológico filipino informó que esta noche, alrededor de las 20:30 horas filipinas (12:30 GMT) se registró un sismo de 5.8 grados Richter en Basco, aunque "el temblor era demasiado pequeño para crear un tsunami", afirmó.

En tanto, la Oficina Sismológica Nacional China confirmó esta noche que dos sismos de 7.2 y 6.7 grados Richter afectaron el Mar Oriental de China a las 20:26 y 20:34 horas locales (12:26 y 12:34 GMT) de manera respectiva.

En un comunicado, la dependencia precisó que el epicentro de los sismos fue localizado a 21.9 grados latitud norte y 120 longitud este, a unos 350 kilómetros de la costa, a 15 kilómetros de Taiwán, según un reporte de la agencia china Xinhua.

Las autoridades no han confirmado víctimas o graves daños por el terremoto, que se sintió en gran parte de Taipei, capital taiwanesa, donde sólo se reportan vidrios de edificios rotos y el derrumbe de algunos anuncios espectaculares.

La alerta de un tsunami en Filipinas se produjo justo a dos años del maremoto que devastó a 11 países del sureste asiático, causando la muerte de más de 230 mil personas, la mayoría en la provincia indonesia de Aceh, donde este martes se recordó a las víctimas.

Categorías: